Estado límite de servicio

Situación en que la magnitud de las cargas que recibe una estructura provocan desplazamientos, agrietamientos, vibraciones o daños que afectan el funcionamiento óptimo de una edificación, de las actividades que se dan en él o el confort de sus usuarios, sin que necesariamente implique que la estructura esté en riesgo.

El rebase del estado límite de servicio suele abordarse mediante acciones paliativas o composturas, aunque estas mejoras no siempre signifiquen la vuelta a un estado idóneo para los ocupantes del inmueble. Tanto la carga que una estructura habitable puede soportar antes de rebasar el estado límite de servicio, como las cargas a las que es sometida, suelen expresarse en kilonewtons (KN). En el caso de la Ciudad de México, el diseño estructural debe estimarse de tal modo que los estados límites de servicio no sean rebasados.

No debe confundirse con el estado límite de falla.

Aplicabilidad

La definición aplica en términos generales para cualquier contexto, pero las especificaciones se refieren donde se indica a la Ciudad de México.

Fundamento

Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal, artículos 146, 147, 149, 150, 151, 152, 153, 155, 156, 157, 158, 159, 174 y 175.

Ver leyes y reglamentos


Nuevo logo

Reportar un error

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s